La tarde de las II Jornadas de Bibliotecas Escolares en Extremadura se abrió con una serie de talleres donde diversos centros e instituciones expusieron sus experiencias educativas alrededor de las bibliotecas en centros educativos. En el caso que nos ocupa, la educación Secundaria, el taller contó como moderador con D. Francisco Javier Jiménez-Ridruejo Ayuso, profesor de Ciencias Sociales del IES Alagón de Coria y miembro del equipo de gestión de la biblioteca del IES.
Una vez establecidas las presentaciones de los componentes del taller, de establecer los turnos de palabra y la organización del debate, el moderador dio paso a la primera experiencia que provenía, en este caso, de nuestro vecino Portugal.


Maria Raquel Cristóvao Afonso, responsable de la biblioteca de la Escola Secundaria Amato Lusitano de Castelo Branco, nos introdujo en la situación general de las bibliotecas escolares en Portugal y, en concreto, en el caso del centro de Castelo Branco.
Su ponencia desarrolló, en líneas generales, el trabajo de organización y gestión que está desarrollando su equipo de biblioteca, destacando los recursos de que dispone en estos momentos; inmediatamente, pasó a tratar las estrategias de promoción de la lectura, de alfabetización documental y formación de usuarios, para terminar destacando el sistema cooperativo de las bibliotecas portuguesas, su inclusión en la Red nacional y las consecuencias que para el centro ha tenido esta decisión.
Sin duda, el momento más destacable de la ponencia fue la descripción de las actividades desarrolladas en el Centro para la promoción de la lectura y la influencia en su biblioteca de la inclusión en la Red nacional de bibliotecas escolares. Así, destacó la popularidad de su club de lectura, la importancia de la promoción de los fondos a través de la WEB y los tablones de anuncios o la amenidad de fórmulas como “ la hora del cuento popular”, “encuentro con la poesía” o “ la caza del tesoro”.
Pero donde se suscitó cierto debate al terminar su exposición fue en las condiciones que el Ministerio de Educación portugués exige para su inclusión en la red nacional y en las ventajas que esto reportaba a los Centros. La exigencia de contar con un equipo fijo de profesores, la evaluación de sus actividades y el compromiso económico del centro supusieron una dotación económica especial del Ministerio y una consideración especial para los implicados en el proyecto.

A continuación Dña. Beatriz Oses García, del IES Los Moriscos de Hornachos, nos expuso a grandes rasgos la situación general de su biblioteca y las principales actividades que en ella se desarrollaban, a pesar de las limitaciones espaciales y docentes de un Centro tan pequeño. Sin duda, las experiencias más personales de trabajo con los alumnos en habilidades lectoras y escritoras fueron las que suscitaron mayor interés en el auditorio; no en vano acaba de recibir el Premio Nacional a la mejora de la calidad educativa por su trabajo “Las ciudades que no vio Italo Calvino”.
De esta forma, y con el acompañamiento de una presentación informática, Beatriz Oses marcó las pautas básicas de su trabajo con los alumnos, lo que ella ha llamado “ el reto del lector creador”. A través de la revista “Cálamo” y de las publicaciones de libros de cuentos y poemas como “Cuentos medievales” , “Pequeña Catálogo de Oficios Imposibles” o “Guía de Mundos dormidos para viajeros sonámbulos” , la ponente y el Centro al que pertenece han pretendido fomentar la lectura por la vía de la escritura y el desarrollo de sus técnicas básicas pero también implicando otros aspectos del currículo que fomenten la creatividad y la imaginación. Como un circuito cerrado, escribir lleva a leer y leer lleva a escribir.

En un tercer momento del taller, D. Juan Carlos González Ternero, del IES Torre del Prado de Málaga, expuso su visión de la biblioteca educativa y de las actividades que en su Centro se estaban desarrollando. Destacó en sus primeras palabras la importancia del trabajo en equipo para que una biblioteca escolar funcione, afirmando que la colaboración directa con los departamentos didácticos y con el equipo directivo es clave para el éxito de un proyecto de estas características.
Tras estas consideraciones iniciales, D. Juan Carlos inició una exposición de sus actividades fundamentales entre las que destacó las sugerencias de lecturas insertas en su página WEB y, sobre todo, el Club de los lectores vivos. Esta actividad labra su éxito en la calidad de los libros seleccionados, en el especial y esmerado cuidado del ambiente lector y en la lectura intensa y sosegada que se hace por parte de alumnos y profesores. El Club acaba elaborando cuadernillos o antologías de los textos más aclamados en las sesiones de lectura.
En un último momento, casi fuera de tiempo, hizo hincapié en el desarrollo de una formación de usuarios, tanto para profesores como alumnos, que formaba parte de un Plan provincial y la organización de los Centros en una red coordinada por los CPRs del ámbito geográfico. Las propuestas y el modo de trabajo que desarrollan en la provincia de Málaga fue muy del interés del público allí reunido.

Finalmente, y para cerrar el acto, intervino por el IES Alagón de Coria, Cáceres, su responsable del equipo de bibliotecas y miembro redactor del Plan Marco de Bibliotecas escolares en Extremadura, D. Alfonso Pomet Correa. Frente a las experiencias anteriores basadas en acciones concretas, la propuesta de D. Alfonso Pomet tuvo una mayor carga teórica y de reflexión del papel que deben jugar las bibliotecas en el proceso de enseñanza –aprendizaje y en el contexto del Centro educativo. Entre las ideas que allí se vertieron están aspectos tan importantes como la fijación de una meta, unos objetivos asequibles para la biblioteca escolar, la importancia que tiene que la biblioteca enseñe el hábito de leer, la conversión del fondo en algo trabajado y querido por alumnos y profesores, la perpetua evolución y modificación de la biblioteca en función de los alumnos y de su aprendizaje e intereses o la importancia que tiene en nuestras sociedades la búsqueda de información y el papel primordial que la biblioteca puede en la alfabetización documental.
Así, la biblioteca del IES Alagón plantea para los cursos próximos el desarrollo de proyectos anuales por los alumnos, guiados por sus profesores y por el equipo de biblioteca donde se desarrollen estrategias de trabajo documental. La biblioteca está generando los instrumentos precisos para este fin: un fondo adecuado, la indización correcta y coherente del mismo y la formación documental y de usuarios.

Sin duda, el taller satisfizo al público asistente. Fijos en sus asientos hasta el último momento, la animada participación en los debates y la atención mostrada en cada ponencia avalan la creencia de este moderador de que algo se mueve en los Institutos y en sus bibliotecas escolares.

CONCLUSIONES TALLER DE BIBLIOTECAS EN ENSEÑANZA SECUNDARIA
 
  
Estas conclusiones no se expusieron en ningún momento en el taller. Son, por tanto, una visión personal de lo que allí se dijo y de la experiencia como docente en secundaria y como miembro de un equipo responsable de biblioteca en un IES.
 
Queda mucho por andar en Secundaria. Se están haciendo muchas cosas, muchas experiencias pero hay muchos caminos abiertos. Tienen que confluir. Parece que la Junta pretende con su Plan Marco hacer confluir, por lo menos, en el modelo de biblioteca pero los docentes tenemos que confluir en el modelo de utilización y en el tipo de acciones a realizar con los alumnos.
 
Hay mucha gente concienciada de que las bibliotecas son un buen recurso que puede ayudar en el proceso de enseñanza-aprendizaje. El reto es que más profesores y más instituciones se conciencien de esa utilidad: Departamentos didácticos y Equipos directivos son una pieza fundamental. Quizás la intención de la Junta de favorecer económicamente a aquellos IES que elaboren un plan a largo plazo y que  acepten compromisos permanentes sobre la biblioteca sea un primer paso importante.
 
La Red de bibliotecas escolares es un punto fundamental para su funcionamiento con coherencia. Andalucía, inspirada en el modelo de la Dirección Provincial de Málaga, está en ello. Portugal lleva tiempo trabajando con planteamientos similares. Aquí vamos a empezar.  Pero tenemos claro que todos debemos estar coordinados y llevar un patrón de formación y trabajo similar. La red en este punto es fundamental. La Junta inspiradora, los CPRs como órganos de gestión y formación y los IES como ámbitos de aplicación y acción.
 
Somos un elemento más del proceso educativo; ni una panacea universal para todos los males, ni  un saco donde arrojar todo lo que no se quiere.  Ofertamos recursos y medios para trabajar la lectura, la escritura, el trabajo documental, el entretenimiento de los alumnos. Pero son los profesores quienes tienen que poner en marcha en su aula los recursos y potencialidades de la biblioteca.
 

Fco. Javier Jiménez-Ridruejo Ayuso

Coordinador de Taller de Bibliotecas escolares en la enseñanza secundaria. Mérida 2006