inicio

 

 

 

 

Cine

 

 

 

 

Música

Aquí encontrarás algunos libros diferentes. Son sugerencias para acceder a la lectura con otro punto de vista, de bucear en temas y formas de escribir que quizás no habías conocido antes.
Sugerencias de lectura de la FGSR   Sugerecias de lectura del SOL (Servicio de orientación a la lectura)

 

 

 

FERNÁNDEZ PAZ, Agustín: Noche de voraces sombras .

Ed. SM Madrid, 2003.

ISBN 84-348-9619-2

El autor elige como protagonista a una familia que podría ser cualquiera de las nuestras. De hecho, el inicio de su novela coincide con el de otras muchas novelas juveniles: Sara es otra más de las adolescentes que un verano vuelve a la casa de la abuela con la sensación de aburrimiento. De hecho, el autor elige la forma del diario para narrar su experiencia y ya en la segunda página hace un guiño al lector para que no se deje llevar por las apariencias: “Si este cuaderno fuera el típico diario adolescente, como los que he leído a menudo en las novelas juveniles, tendría que contar ahora, las horas intensas que viví con Daniel.”

Pero como la misma protagonista nos dice: esto no es lo de siempre. Porque la visita que hace Sara es al pasado, el amor es un amor inacabado y la aventura tiene que ver con la memoria y la necesidad de hacer justicia o, mejor dicho, de descansar en paz. Unas cartas, unas fotos, unas notas cambian la perspectiva del verano y enseñan que nada es lo que parece. De hecho, esta visita a lo inesperado ayudan a recuperar del silencio la historia de su tío: un maestro que vivió el amor por un sueño y por una mujer. Agustín Fernández Paz, desde la ternura y el sentimiento, nos guía en una aventura que es sobre todo interior.

 

SAVATER, Fernando: Las preguntas de la vida .

Ed. Ariel. Barcelona, 2004.

ISBN 84-344-1185-7

¿Para qué sirve la filosofía? Estamos acostumbrados a que la ciencia resuelva muchas de nuestras perplejidades y problemas, pero ciertas preguntas continúan abiertas porque no admiten ninguna solución definitiva. Nos acompañan durante toda nuestra existencia como seres humanos, repitiéndose de generación en generación: son las cuestiones acerca de la muerte, de la verdad, del universo, de la libertad, de la justicia, de la belleza, del tiempo... La filosofía no pretende contestarlas de una vez por todas, sino que sigue enseñando a plantearlas de forma cada vez más rica y más significativa, mientras avanza respuestas tentativas para ayudarnos a convivir racionalmente con ellas. Porque es mejor mantener abiertas las grandes preguntas que contentarse apresuradamente con las pequeñas respuestas...Este libro quisiera ser una iniciación elemental a la reflexión filosófica, tanto para uso de quienes deben acercarse por primera vez al estudio de la filosofía en el bachillerato como de aquellos otros que —a cualquier edad— aspiran a conocer los fundamentos de esta tradición intelectual.

cartadeunadesconocida

ZWEIG, Stephan

Carta a una desconocida

Ed. Juventud. Barcelona

84-95359-47-2

Mi hijo murió ayer. Durante tres días y tres noches he tenido que luchar con la muerte que rondaba a esa pequeña y frágil vida. Permanecí sentada al lado de su cama cuarenta horas, mientras la gripe agitaba su pobre cuerpo ardiente. Sostuve paños fríos sobre su hirviente sien y, día y noche, sujeté sus intranquilas manos. la tercera noche me derrumbé. Mis ojos ya no podían más, se me cerraban sin darme cuenta. estuve durmiendo tres o cuatro horas en el duro asiento y, entretanto, se lo llevó la muerte. Ahora, pobrecito, está aquí tendido, mi querido niño, en su estrecha cuna, igual que en el momento de morir; sólo le han cerrado los ojos, sus ojos ocuros e inteligentes; le han cruzado los brazos encima de la camisa blanca, y queman cuatro cirios en los cuatro extremos de su cama. No me atrevo a mirar, no me atrevo a moverme porque, cuando oscilan, los cirios deslizan sigilosamente sombras sobre su rostro y su boca cerrada, y es como si sus facciones cobraran vida y yo pudiera pensar que no está muerto, que volverá a espertarse y con su voz clara me dirá alguna chiquillada. Pero sé que está muerto y no quiero volver a mirarlo para no volver a tener esperanzas, no quiero engañarme otra vez. Lo sé, lo sé  mi hijo murió ayer. ahora sólo te tengo a ti en el mundo, sólo a ti, que no sabes nada de mí, que juegas o coqueteas con personas y cosas, sin sospechar nada. Sólo a ti, que nunca me has conocido pero al que siempre he querido.

STEFAN ZWEIG:  Carta de una desconocida, Editorial Acantilado.

Este es el comienzo de una larga  carta que una desconocida dirige a un famoso novelista vienés.  Stefan Zweig nació en Viena en 1881. Pertenecía  a una acomodada familia judía.  Durante las primeras décadas del siglo XX fue uno de los escritores más leídos y de mayor prestigio. Formó parte de una generación ilustrada, conciliadora, defensora de la libertad individual, del europeísmo y de los ideales pacifistas.  En fin, una sociedad que quedó barrida por la barbarie nazi que asoló Europa.  En sus memorias  El mundo de ayer  dice:

"Cada uno de nosostros [...] ha visto su más mínima existencia sacudida por unas convulsiones volcánicas -casi ininterrumpidas- que han hecho temblar  nuestra tierra europea; y en medio de esa multitud infinita, no puedo atribuirme más protagonismo que el de haberme encontrado -como austríaco, judío, escritor, humanista y pacifista- precisamente allí donde los seísmos han causado  daños más devastadores. Tres veces me han arrebatado la casa y la existencia, me han dado separado de mi vida anterior y de mipasao, y con dramática vehermencia me han arrojado al vacío, en ese 'no sé adónde ir' que ya me resulta familiar. Pero no me quejo: es precisamente el apátrida el que se convierte en un hombre libre, libre en un sentido nuevo; (...)"

En 1942, viendo cómo eran destruidos por el nazismo los valores culturales y espirituales europeos que tanto había defendido, se suicidó junto a su mujer en Brasil.

 

STEVESON, Robert Louis

El diablo en la botella

Ed. Obelisco. Barcelona, 2006

84-9777-268-7

Es un breve relato de Robert L. Stevenson. El protagonista compra una extraordinaria botella :
– Es de cristal –replicó el hombre, suspirando más hondamente que nunca–, pero de un cristal templado en las llamas del infierno. Un diablo vive en ella y la sombra que vemos moverse es la suya, al menos lo creo yo. Cuando un hombre compra esta botella, el diablo se pone a su servicio; todo lo que esa persona desee, amor, fama, dinero, casas [...] será suyo con sólo pedirlo.
[...] Hay una cosa que el diablo de la botella no puede hacer... y es prolongar la vida; y, no sería justo ocultárselo a usted, la botella tiene un inconveniente; porque si un hombre muere antes de venderla, arderá para siempre en el infierno.


[...] En cuanto a venderla tan barata, tengo que explicarle una peculiaridad que tiene esta botella. [...] sólo puede venderse si se pierde dinero en la transacción. Si se vende por lo mismo que se ha pagado por ella, vuelve al anterior propietario como si se tratara de una paloma mensajera.[...]Recuerde tan sólo que tiene que venderla por moneda acuñada.


stevenson

Robert Louis Stevenson  nació en Escocia en 1850. Fue desde su niñez una persona enfermiza. Contrajo la tuberculosis, y buscando un clima más benigno se instaló en Samoa. Es autor de clásicos tan conocidos como La isla del tesoro , Doctor Jekyll y Mr. Hyde y La flecha negra .

 

DEL CASTILLO, Michel

Tanguy, historia de un niño de hoy

Ikusager eds. Vitoria, 1999

84-85631-74-9

Todo había comenzado con un cañonazo. Era la guerra en España. Pero Tanguy no guardaba de aquellos años sino algunos recuerdos confusos. Recordaba haber visto largas colas inmóviles ante las tiendas, casa descarnadas y enenegrecidas por el humo, cadáveres en las calles, milicianas con el fusil al hombro que detenían a los transeúntes para pedirles la documentación; se acordaba de haber tenido que acostarse sin haber comido nada, de haber sido despertado por el triste ulular de las sirenas, de haber llorado de miedo al oír a los "milicianos" golpear    a la puerta de madrugada...

Por la noche, escuchaba a su madre que hablaba por la radio. Ella decía que "la felicidad que priva al prójimo de su propia felicidad es una infelicidad injusta", y él la creía, pues ella no mentía nunca.

MICHEL DEL CASTILLO: Tanguy , Editorial Ikusager.

 

Así comienza la primera novela, claramente autobiográfica, de Michel del Castillo. Este escritor nació en Madrid en 1933. Era hijo de un terrateniente francés y una española, de clase acomodada, simpatizante del Frente Popular. Sufrirá primero la Guerra Civil española y después la Segunda Guerra Mundial. Traicionado por su padre y abandonado por su madre, conocerá los campos de exterminios nazis, y tras ser liberado, los terribles orfelinatos y reformatorios franquistas. Como dice el propio Michel del Castillo: "Tanguy aparece como la inocente víctima de un conflicto que debe soportar sin comprender las causas ni los objetivos. Mejor aún: aquella fatalidad colectiva arrastra igualmente a la madre cuya única culpa será dejarse llevar al elegir la política en lugar de la felicidad de su hijo.[...] No había duda de que la Historia había arrastrado en su corriente millones de vidas. Mi memoria guardaba de ello fulgores sangrientos, los nervios se me crispaban de tanto miedo, mis pesadilla repetían los alaridos.[...] La guerra es la suspensión de toda moral. Una tregua del diablo como se habla de una tregua de Dios."



losvecinosdeenfrente

 

SIMENON, George

Los vecinos de enfrente.

Tusquets Eds. Barcelona, 1998

84-8310-577-2

Novela de espías, policíaca, política, de aventuras, de amor...  El joven cónsul de Turquía llega a la ciudad  de Batum, en el sur de la antigua URSS. Sólo, aislado y temiendo ser envenenado, como su antecesor, comienza a sentirse atraído por  Sonia, una joven que vive con los vigilantes vecinos de enfrente.

simenon

Georges Simenon, creador del famoso comisario Maigret, protagonista de numerosas novelas policíacas, escribió unas cuatrocientas obras que han sido traducidas a más de ochenta lenguas.