ESCULTURA GRIEGA
 
GALO MORIBUNDO. ESCUELA PÉRGAMO. PERIODO HELENÍSTICO
 

 

Los ideales del pueblo griego brillan en la escultura, cuyas realizaciones señalan una de las cimas de toda la historia del arte, a pesar de que algunas las conocemos por copias romanas. Aunque en sus orígenes denotan influencia egipcia, su evolución constante llega a crear un mundo de formas originales.


1.-Las esculturas plasman en la figura humana sus concepciones de belleza física y equilibrada espiritualidad. La belleza como medida, proporción, entre las partes, anatomía armoniosa, idealización del cuerpo humano. El hombre es el eje del arte, pero el hombre tipo o especie de ahí que sea un realismo idealizado que tiene como punto de partida la naturaleza.
2.-Pero la belleza física resultaría fría en un rostro inexpresivo. La expresión entendida no sólo como vivencia estética sino como exteriorización de los sentimientos mediante actitud o mirada, movimiento, etc.
3.-La representación del movimiento constituye otro objetivo. En los ángulos de los frontones los artistas aprenden a doblar las figuras o a relacionarlas.
4.-Belleza física, expresión y movimiento definen los rasgos capitales de la plástica griega, pero a su lado habría que colocar la preocupación por el volumen. La escultura es el arte del volumen que requiere diferentes puntos de vista para ser contemplados. Evita lo plano y frontal y busca todas las perspectivas.
5.-Aunque las esculturas tengan un significado religioso, ellas atraen por su propia belleza o sea los escultores buscan el placer estético además de la función que puedan tener.
6.-Los materiales más usados son el mármol, el bronce y las esculturas criselefantinas (oro, madera y marfil). Todas estaban policromadas.
7.-La mayoría de ellas están firmadas pues cuenta ya la creación artística individual (cultura antropocéntrica)
.

Dentro del periodo clásico destaca, en un primer momento,Mirón y, dentro ya del clasicismo puro, Polícleto y Fidias y su escuela. Praxíteles, Poliucto, Lisipo o Scopas conforman el final del periodo clásico, tendiendo ya en los últimos a mostrar las novedades propias del Helenismo. A partir del 300 ac. con la llegada de los reinos helenísticos proliferan los autores que se agrupan siguiendo propuestas regionales o escuelas entre las que destacan la de Alejandría o la de Pérgamo. Agesandro y Polidoro con su Laooconte se convierten en los nombres más destacados del periodo, ya ejn el siglo II ac.